Comunicaciones

Sumando esfuerzos

Nace la iniciativa “Sumando esfuerzos” de Elanco, creada para acompañar a los profesionales del sector porcino y servir de guía frente al escenario de la retirada definitiva del óxido de zinc.
¡Conoce más sobre el proyecto a continuación!

Share on

Elanco, junto Anprogapor, constituye a inicios de este 2021 un grupo de trabajo que reúne a expertos de distintos ámbitos del sector porcino con el objetivo de consensuar aspectos clave para afrontar con éxito la retirada del óxido de zinc en julio 2022 de las granjas de producción porcina.

En el grupo de trabajo hemos tenido la oportunidad de contar con:

Equipo sumando esfuerzos

Fruto del diálogo y el compartir conocimiento se llegó a un consenso de 9 puntos clave:

  1. Es necesario seguir evolucionando en la manera de producir y afrontar este reto como un objetivo común de todo el sector.

  2. Indispensable la suma de esfuerzos de los distintos eslabones productivos.

  3. Abordar el reto con un enfoque multifactorial.

 4. Revisar los conceptos básicos (manejo, alimentación, higiene e instalaciones, condiciones ambientales y uso de vacunas) para disminuir el estrés del lechón en los momentos clave de la producción, como son el destete y el posdestete.

  5. Información y formación de todos los integrantes de la cadena de producción.

  6. Uniformidad en los criterios de actuación.

  7. Responsabilidad social del sector porcino con el medio ambiente.

  8. El uso responsable de antibióticos.

  9. Comunicación clara y sencilla entre el sector y la administración.

 

Elanco agradece la participación, colaboración y contribución de todos los miembros del Grupo de Trabajo Horizonte 2022 ZnO=0 por el espíritu constructivo con que se han llevado a cabo las reuniones y la obtención de este consenso de puntos clave para abordar la retirada del óxido de zinc.

 

¡Conoce más sobre Sumando Esfuerzos!

 

¡Descubre mes a mes más sobre los 9 puntos en distintos formatos!

Si eres profesional del sector porcino, puedes visualizar el contenido íntegro de las sesiones de trabajo registrándote en VetConecta y accediendo al apartado de Formación.

 

Notícias Sumando Esfuerzos:

NOTICIA 23/11 Sin un buen manejo en la fase de maternidad, muchos esfuerzos posteriores serán en vano

Hacer un buen encalostramiento, minimizar movimientos de lechones y sistemas de nodrizas, aumentar la edad y peso del lechón al destete…

Todo ello sin olvidar el uso y manejo de cerdas hiperprolíficas, que supone un reto añadido a la retirada del óxido de zinc ya que impacta directamente en diferentes puntos críticos de control de las diarreas.

Como experto en manejo y reproducción porcina dentro del grupo de trabajo “Sumando esfuerzos”, Luis Sanjoaquín (Thinkinpig) nos da las claves para que este manejo sea todo un éxito, siempre con la retirada del óxido de zinc de las granjas de producción porcina en mente.

1. Hiperprolificidad

Para Sanjoaquín, la cerda hiperprolífica es aquella que podría definirse como la:

  • Cerda que nos obliga a hacer nodrizas.
  • Cerda que pare más lechones que los que puede amamantar.
  • Cerda con más de 15 lechones nacidos vivos.

En Dinamarca, país con genética mayoritariamente hiperprolífica, sus valores de nacidos totales en el 2017 y en el 2019 fueron de 18,7 y 19,4 respectivamente.

La consecuencia más directa de este hecho es que se están aumentando el número de nodrizajes para llegar a destetar el mayor el número de lechones posible y esto conlleva a un aumento claro de la variabilidad de pesos.

Una variabilidad que, tal y como demostraron Jansen et al. en 2015, tiene una relación directa con la mortalidad y el posterior desarrollo del animal.

2. Encalostramiento

El calostro es la primera leche segregada que constituye el primer alimento del lechón. Sus funciones esenciales incluyen:

  • Inmunitaria (esencial para el lechón).
  • Nutricional (alta disponibilidad energética, 93-95 % digestibilidad).
  • Factores de crecimiento.

La transferencia de inmunidad a través del calostro es un proceso de vital importancia para el lechón pues nacen carentes de inmunoglobulinas y necesitan entre 2 y 4 semanas para desarrollar su sistema inmunitario completamente.

La calidad del calostro en cuanto a su concentración en inmunoglobulinas depende de:

  • Tiempo transcurrido tras el parto (disminuye considerablemente a partir de las 12-24 horas posparto).
  • Edad de la cerda: tiene mejor calidad en cerdas con más partos.

En cuanto al volumen, el lechón requiere de 172 g/kg peso vivo de calostro y este volumen producido por cerda aumenta con el número de lechones nacidos vivos. Sin embargo, a partir de 14 lechones nacidos vivos la producción extra de calostro no es suficiente por cada lechón que nazca de más.

Una cantidad insuficiente de calostro por camada favorece a la aparición de enfermedades en paridera (deficiente traspaso de inmunidad pasiva, incremento de diarreas en lactación) y dificultar el posterior desarrollo del lechón (sobre todo en cuanto al sistema inmunitario tras el destete).

3. Sistemas de nodrizaje

Cada lechón que movemos en la paridera sufre una pérdida de 300 gr en el destete, sin embargo, el número de lechones que se mueven en la paridera se mueve entre el 30 y el 70 % (en países con altos números de nacidos vivos puede llegar a ser del 90 %).

El objetivo de los sistemas de nodrizaje es el de conseguir destetar el mayor número de lechones bajo madre con el mínimo número de movimientos posible. Para ello, se han de mover lechones dentro de las primeras 24 horas de vida, y se ha de elegir el sistema de nodrizaje que no perjudique ni la edad ni el peso al destete.

Sanjoaquín recomienda no mover lechones hasta pasadas las primeras 24 horas de vida para optimizar el proceso de encalostramiento así como minimizar las adopciones y, sobre todo, los nodrizajes.

4. Manejo de la alimentación del lechón

La edad del lechón al destete (21 frente 28 días de vida) y el tiempo de ayuno tras el destete son dos de las variables más importantes que determinarán el éxito de la adaptación del lechón en la fase crítica del destete.

En esta última semana, un porcentaje muy alto de los lechones arranca a comer en maternidad ya que su capacidad de crecimiento y sus necesidades de consumo son superiores a la producción de leche que ofrecen las cerdas.

Sanjoaquín aconseja:

  • Poner platos a partir de los primeros 7 días de vida.
  • Cantidades muy pequeñas y tantas veces como sea posible (3-4 al día), para intentar imitar el comportamiento de las cerdas con las subidas de leche.
  • Poner los platos cerca de la cabeza de la madre para que consuman imitando el comportamiento materno.
  • Aporte de leche los primeros días (de día 1 al 10) y cambio progresivo a pienso (día 7-10 de vida hasta el final: los últimos días se le da únicamente el primer pienso y con el mismo manejo que va a recibir en la fase de transición) para reducir el número de nodrizas y favorecer la adaptación del lechón de cara al posdestete.
  • Posibilidad de platos de agua para que empiecen a consumirla.

5. Calidad y edad del lechón al destete

El manejo elegido en el momento del destete determina las dispersiones de los pesos.

En una distribución normal de pesos, en animales que se destetan a 21 días, encontramos aproximadamente:

  • Un 10 % de los animales destetados en el intervalo de peso de >8 kilos.
  • Un 60% en el intervalo de pesos comprendido entre 5-8.
  • Un 30% de los animales en el intervalo de pesos <5 kg.

6. Estatus sanitario

Actualmente el sector está experimentando un boom de diarreas neonatales, y Sanjoaquín considera que las soluciones únicas para este problema son irreales. Es decir, no existe una solución única para sustituir al óxido de zinc.

Para mejorar este estatus sanitario se debe crear un compendio de medidas, una solución a este proceso multifactorial, que puedan ser revisadas en todas las granjas a la hora de controlar estos procesos.

Entre esta serie de medidas, destaca: limpieza, encalostramientos, adopciones, nodrizas, condiciones ambientales, desinfección estricta, manejo en lotes todo dentro/todo fuera, etc.

7. Condiciones medioambientales

La limpieza y desinfección es básica para Sanjoaquín, que añade la importancia del secado de instalaciones.

Por otro lado, recomienda limpiar heces de las cerdas antes del parto y frecuentemente unos días después de parto así como limpiar las cerdas antes de entrar a maternidad para reducir la presión de infección en las salas.

Otro punto que no debemos olvidar es la temperatura: en las maternidades hay que crear dos ambientes diferenciados para que tanto la madre como los lechones estén confortables. Por otro lado, es vital cuidar las corrientes de las salas.

Finalmente, Sanjoaquín recomienda el uso del papel ya que es de gran ayuda durante los primeros días, pero deja claro que se debe retirar posteriormente.

8. Bioseguridad

Es muy importante para minimizar la entrada de patógenos en granja así como su expansión dentro de la misma. Con ello, se logra una mejora del estatus sanitario.

Los procesos de bioseguridad (tanto externa como interna) mejorarán la salud de las cerdas y, por tanto, de los lechones.

Unos lechones con un buen nivel de sanidad presentan una mayor vitalidad, permiten una reducción de los movimientos y cambios de grupo, tienen una mejor salud intestinal, aumentan el consumo de pienso…

Ver noticias publicadas

 

Vídeos Sumando Esfuerzos:

Puedes escuchar también el audio del vídeo en formato podcast.

Ver vídeos publicados

 

Podcasts Sumando Esfuerzos:

Ver podcasts publicados
Share on
back to top